Marketing online: gestión vs. inversión

 Cristina Sanz Luque 

Una de las tareas más difíciles en la gestión de proyectos de marketing online es la asignación de presupuestos y partidas.

Cuando comenzamos con un proyecto de cierta envergadura, pensamos en términos de SEO, SEM, Redes Sociales, e-mail marketing, analítica… pero llegados a este punto, en el que todas estas herramientas son importantes, se relacionan y se retroalimentan, aparece el problema de: ¿qué parte del presupuesto debemos asignar a cada una?

Por ello debemos analizar escrupulosamente el proyecto, sus características y las del sector, sus fortalezas y debilidades, y tomar las decisiones en base a ello. Y una vez decidida la partida que se asignará a cada herramienta o área, aparece el siguiente problema, que es precisamente del que hablaremos aquí.

El tema que nos ocupa es  la importancia de encontrar el equilibrio entre los gastos de gestión y la inversión en publicidad online.

Una vez que llevamos recorrido cierto camino con una campaña de publicidad online y que la marca es medianamente conocida, parece conveniente centrarse en las conversiones. Esto significa dirigirnos específicamente a cada uno de los segmentos de público objetivo: con el producto, la comunicación y los servicios que mejor encajan para cada uno.

En otras palabras, el secreto está en segmentar, segmentar y segmentar al máximo. Lo que además nos ayudará a obtener una rentabilidad más inmediata. Para que la estrategia de segmentación funcione es necesario pensar constantemente en cada uno de los grupos de clientes y el mejor modo de venderles nuestro producto.

Cuantos más grupos de clientes, o segmentos se creen, más personalizada será la venta y por lo tanto más probable la conversión.

Sin embargo, como todo en la vida, requiere de cierto equilibrio para funcionar. En este caso, la segmentación exhaustiva supone una gestión tremenda, pues cada cambio u optimización debe hacerse para cada uno de los “grupos de clientes” que se ha creado. Revisión de las keywords, revisión de los anuncios, creación de landingpages específicas…

En este sentido, es fundamental encontrar el equilibrio entre lo que se invierte en publicidad online y lo que se paga por su gestión, pues en muchos casos la gestión puede resultar más cara que la propia inversión.

Es cierto que el que mucho abarca poco aprieta… por eso debemos segmentar y convertir, pero conociendo nuestras limitaciones y sobre todo las de nuestro presupuesto.

No vale la pena mantener y gestionar una estructura de segmentación muy compleja si no hay presupuesto suficiente que lo justifique.

Es preferible mantener una estructura que abarque poco, (dirigiéndonos a pocos segmentos de público muy específico), que mantener una estructura infinita de anuncios, cuya gestión se lleve gran parte del presupuesto, y a su vez deje poco dinero para pagar por los espacios publicitarios.

Así que, una vez más, el secreto está en el equilibrio… además de las grandes ideas y las herramientas necesarias para llevarlas a cabo, es necesario saber repartir el presupuesto dentro de cada partida.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo marketing online

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s